Que no te suene la alarma

 

Los celulares también están expuestos a todo tipo de amenazas debido a la actividad que realizamos en la web, las aplicaciones que descargamos y las redes inalámbricas a las que nos conectamos.

 

A veces nos olvidamos de la gran cantidad de datos que guardamos en estos dispositivos, pero ¿qué sucede en caso de pérdida o hurto? Para evitar dolores de cabeza configurá las contraseñas de acceso y los bloqueos automáticos del celular para brindarle más protección.

 

No almacenes ningún tipo de dato personal o financiero vinculado a tus cuentas bancarias, pines o contraseñas.

 

Recordá tomar las mismas precauciones que tenés en tu computadora en cuanto a la seguridad y reputación de las páginas web. Y a la hora de descargar aplicaciones, hacelo desde las tiendas oficiales de los sistemas operativos de tu celular para ganar en confiabilidad.

 

Porque un Banco seguro lo construimos entre todos.