No compres sorpresas

 

Las tarjetas son una solución a nuestras compras. Flexibilizan las formas de pago, además de brindarnos importantes beneficios.

 

Pero para evitar sorpresas tenemos que ser cuidadosos al momento de utilizarlas, ya sea de forma presencial o en línea.

 

Para empezar, nunca las pierdas de vista al momento de efectuar tus compras. Así evitarás clonaciones o la copia de datos sensibles, por ejemplo al momento de poner tu pin, evitá que terceros lo vean.

 

Acordate que tu información es confidencial y no necesitás compartirla con desconocidos. Mucho menos en redes sociales e Internet, donde no es necesario guardarlas.

 

Para mayor tranquilidad, chequeá las transacciones con los estados de cuenta y así confirmarás todas las compras realizadas. Acordate que, en caso de pérdida o hurto, además de hacer la denuncia policial, tendrás que notificarnos de manera inmediata para que protejamos tus cuentas.

 

Si viajás al exterior, no te olvides de avisarle al Banco los lugares de destino para evitar posibles inconvenientes. Y cuando pegues la vuelta, no te alarmes.

 

Tendrás que cambiar el pin para poder utilizar tu tarjeta de débito nuevamente.

 

Antes que nada, comprá seguro.

 

Recomendaciones

 

Porque un Banco seguro lo construimos entre todos.