Navegá sin sobresaltos

 

Para una navegación segura y confiable, protegé tu identidad en la web así como todas tus transacciones bancarias con las actualizaciones periódicas del sistema operativo, el uso de programas antivirus y los filtros firewalls para evitar accesos ajenos desde Internet.

 

De esta forma la información de tu PC quedará más protegida ante posibles amenazas externas.

 

Evitá la conexión a través de redes públicas de WIFI y, en caso de no tener otra opción, no realices operaciones bancarias.

 

Una forma de verificar la confiabilidad y seguridad de los sitios visitados es chequear si la dirección web comienza con el código “https” y al lado aparece un candado cerrado.

 

Recomendaciones

 

Porque un Banco seguro lo construimos entre todos.